domingo, 20 de noviembre de 2011

Aprendí a reírme sin ti, empezar de cero después de encontrar el final de un para siempre.
Con el paso del  tiempo pude darme cuenta de que las cosas cambian, pero por mucho cambios que tu vida  pueda sufrir, mientras el corazón siga latiendo, habrá motivo para seguir persiguiendo tus metas, sea solo o acompañado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total